La procura en el s. XXI, el necesario enlace de la Justicia con el ciudadano

0

La procura en el s. XXI, el necesario enlace de la Justicia con el ciudadano

En la entrada de hoy del blog de APM, traemos una interesantísima entrevista a Dª Pilar Fuentes Tomás, Decana del Ilustrísimo Colegio de Procuradores de Alicante (ICOPAL). Si bien a estas alturas, podemos afirmar que la relación entre Magistratura y Procuradores está más que consolidada, la irrupción de las nuevas tecnologías ha provocado un redimensionamiento de la correlación procura – ciudadanía, que valoramos muy positivamente, gracias a la visión que nos ha ofrecido la excepcional entrevistada con la que contamos en el día de hoy.

Dª Pilar Fuentes Tomás, pertenece al Ilustre Colegio Oficial de Procuradores de Alicante (ICOPAL), del que es su Decana desde julio de 2020.  Licenciada en Derecho por la Universidad de Murcia, es especialista en Mediación Civil y Mercantil, así como autora y colaboradora habitual en la Revista Practica de Tribunales.

1.¿Qué le parece la situación actual de la justicia española? ¿Faltan medios personales o materiales?

Nuestra Justicia puede ser considerada como muy competente, independiente y con  un alto nivel de calidad, sin embargo tiene un serio problema de lentitud, en la fase declarativa del proceso, que cuesta mucho resolver y una fase de ejecución que no funciona lo bien que debiera, lo que hace que tenga consecuencias económicas negativas, entre otras cosas.

La ciudadanía repite con demasiada frecuencia aquello de que “la justicia que llega tarde, no es justicia”. En el tablero evaluativo, publicado el año pasado, por la Comisión Europea sobre la situación de la Justicia en los países de la UE se pone de manifiesto esta cuestión, indicando que España es el cuarto país de Europa que más tarda en resolver un asunto civil o mercantil.

Existe una opinión mayoritaria entre los procuradores, letrados de la administración de justicia, abogados, graduados sociales e incluso nuestra judicatura de que la dotación de recursos materiales y personales es deficiente. Dada la creciente litigiosidad y aumento exponencial de asuntos en nuestros juzgados, es necesario proporcionar medios más adecuados para el mejor funcionamiento de los tribunales, funcionarios con un perfil profesional más especializado y un incremento en la plantilla de jueces.

Además de estas necesidades, que son todo un “clásico”, necesitamos una transformación digital acorde con los nuevos tiempos y ser conscientes de que el buen funcionamiento de la Administración de Justicia también depende, entre otras cosas, de la responsabilidad de los profesionales y de que se aproveche mejor todo el potencial que tienen profesiones como la Procura, con una posibilidad enorme de adquirir nuevas funciones como colaboradores con la Administración de justicia.

  1. ¿Cuál ha sido el papel de los Colegios de Procuradores en la pandemia de la Covid-19?

Estamos en un momento de la historia en la que lo único que no cambia es el cambio y la conflictividad de nuestro tiempo es cada vez más compleja, más dinámica. A ello se le ha unido el gran conflicto social que ha traído la pandemia, absolutamente inesperada y con grandes repercusiones sanitarias y económicas que han hecho replantearnos no solo el modo de trabajar sino la manera de vivir y relacionarnos.

Los procuradores siempre nos hemos caracterizado por tener una enorme capacidad de adaptación y hace mucho tiempo que apostamos por la digitalización y las tecnologías. Por lo que esta crisis nos encontró absolutamente preparados para garantizar, en lo que a nosotros respecta, el funcionamiento de la Administración de justicia como servicio esencial.

Durante los últimos meses los procuradores hemos realizado, al igual que otras profesiones declaradas esenciales, grandes esfuerzos para conseguir que las reclamaciones ante los tribunales no se pararan de forma drástica y siguieran su curso, de forma ágil y en tiempos razonables, habiendo solucionado muchas disfunciones y precariedades que se han ido presentando. Del mismo modo hemos solucionado problemas prácticos de la realidad que la norma no había previsto.

  1. ¿Qué opinión le merece los proyectos de conversión de los Juzgados de 1ª Instancia e Instrucción en Tribunales de Instancia? ¿Supondrá un alejamiento de la ciudadanía respecto de la procura, por el posible desplazamiento de los órganos judiciales a las capitales y grandes ciudades?

Es una realidad que nuestra Administración de Justicia tiene insuficiencias estructurales, que necesita adaptarse a la realidad tecnológica y sociológica del tiempo que nos toca vivir y que el diseño organizativo de la planta judicial ha quedado obsoleto.

Partiendo de este punto, tras una primera lectura del Anteproyecto de ley Orgánica de Eficiencia Organizativa, los proyectos de conversión de los Juzgados a Tribunales de Instancia me merecen una mirada positiva, con interesantes expectativas. La primera de ellas es que se tiende a la unificación de criterios. Pensemos que los Tribunales de Instancia sustituirán la estructura unipersonal de los Juzgados por un sistema de organización colegiada, de manera que hay un Tribunal por cada partido judicial. Esto hará que no tengamos, al menos en mismo partido judicial, criterios distintos de interpretación, lo que redunda en una mayor seguridad jurídica. Pero es muy importante trabajar bien esta reforma para que sea realmente un cambio estructural y no un simple cambio de denominación y, por otro lado, establecer bien las bases para que las decisiones colegiadas no supongan una demora en el tiempo necesario para dictar una resolución.

Para que no haya una Justicia de dos velocidades, dependiendo de si se imparte una gran ciudad o en un pueblo de la provincia, es importante también que esta reforma estructural vaya acompañada de una redistribución de funciones en las oficinas judiciales, dotación de medios materiales y una mejora tecnológica, desde Lexnet hasta los programas de gestión procesal, que siguen sin hablarse cuando cambias de Comunidad Autónoma.

Por lo que se refiere a la pregunta del alejamiento de la ciudadanía respecto a la Procura, mi opinión es que la Procura nunca se va a separar de la ciudadanía, a quien representa, no importa donde esté el Tribunal, el Procurador continuamente acerca la Justicia al ciudadano y el que está a su servicio.

  1. ¿Nos falta a los jueces ‘cultura jurídica’ en relación al importante papel que desempeñan los Procuradores en España? ¿Por qué estamos hablando de una ‘pieza’ insustituible en la ‘arquitectura judicial’?

En absoluto, mi experiencia hasta ahora es que los jueces valoran enormemente el papel que desempeñan los procuradores, dentro de la Administración de Justicia se nos reconoce y se nos considera muy necesarios, es la ciudadanía la que más nos desconoce, quizás porque siempre estamos trabajando en las bambalinas de la administración de justicia, moviendo los hilos del escenario procesal y no hemos salido a hablar con el “gran público”, pero cada vez somos más conscientes de que el procurador además de ser colaborador con la Administración de Justicia, es una empresa de servicios muy especializada y que tiene  que aparecer en los medios de comunicación y en las redes sociales  para explicar bien qué es lo que hace.

Los procuradores somos un colectivo profesional indispensable para la arquitectura judicial precisamente por la importante misión de vinculo entre los ciudadanos y los órganos judiciales. Incluso ahora con la potenciación de las nuevas tecnologías en el ámbito de la Justicia, hay quienes piensan que la función del procurador deja de tener sentido, pero nada más lejos de la realidad, entre otras cosas, porque la procura no se limita a los conceptos tradicionales de representación y comunicación en el marco judicial. Además, la administración de Justicia es mucho más técnica que otras administraciones, maneja una dialéctica llena de matices trascendentes que se escapan a las partes procesales, corriendo el riesgo de que se quiebren las garantías de defensa. Y es el procurador como representante de la parte y especialista en derecho procesal el que va evitar la brecha digital que podrían suponer las tecnologías para algunas personas, va a garantizar al ciudadano seguridad, que no caiga en indefensión, además de eficacia y celeridad.

  1. ¿Qué opinión le merece Lexnet? ¿Existe una negativa incidencia entre Lexnet y la conciliación de la vida profesional y familiar de los Procuradores y Letrados? ¿Qué soluciones propondría al respecto?

Los procuradores somos los mayores usuarios del sistema Lexnet y sus principales “sufridores” ya que, las interrupciones y fallos del mismo son más habituales de lo que sería deseable, con el consiguiente disgusto y pérdidas de tiempo que redundan en la complicada conciliación con la vida familiar. Aunque no se ha acabado de arreglar, me consta  que se están realizando muchos esfuerzos por parte del Ministerio para mejorar cada día más un sistema que es vital para el trabajo diario de los de todos los operadores jurídicos.

Por otro lado la LEC establece un sistema de notificaciones a través de Lexnet que nos obliga a una permanente conectividad, incluso en periodos de vacaciones, mañana y tarde. A pesar de la inhabilidad de ciertos días o del mes de agosto, hay Juzgados que siguen notificando en ese tiempo inhábil, lo que hace que tengamos que estar consultando continuamente el buzón de notificaciones para determinar si abre o no plazo, entre otras cosas.

Todos los años pedimos a los responsables que, salvo urgencia en asuntos penales o habilitación de días inhábiles cuando el asunto lo requiere, no envíen notificaciones durante los periodos vacacionales, es decir, inhábiles. Aprovecho la oportunidad que me brinda este medio para volverlo a recordar porque es para nosotros de vital importancia para conseguir la desconexión necesaria y el descanso al que toda persona tiene derecho.

Desde el CGPE se está trabajando para conseguir modificaciones en la LEC donde se reconozca  un “espacio de dignidad” para afrontar situaciones límite  como una enfermedad, accidente o fallecimiento de un familiar del profesional o en situaciones de maternidad o paternidad. En este sentido y para cuando acontezcan estas situaciones excepcionales se pretende conseguir que se suspendan para los procuradores las notificaciones, las vistas y los plazos por tres días, en principio, el tiempo suficiente para organizar las sustituciones oportunas.

En el ámbito de las vacaciones, parece que se ha conseguido acordar una próxima reforma de la LEC y la LOPJ para declarar inhábiles del 24 de diciembre al 1 de enero, quizás hasta pueda prolongarse al 6 de enero.

Necesitamos seguir trabajando para que como personas y profesionales nos sintamos amparados y tratados dignamente, en equiparación al resto de los colectivos.

  1. Teniendo en cuenta la situación de retraso endémico que vive la administración de justicia en España ¿Existe alguna propuesta por parte de los Procuradores para agilizar e impulsar los procesos judiciales?

Ante cambios tan profundos de nuestra sociedad, la Procura, al igual que otras profesiones jurídicas, está reflexionando sobre si los modelos en los que habitamos son válidos, cómo abordar los nuevos escenarios y qué podemos aportar para conseguir una mejor Administración de Justicia.

Pienso que no hay soluciones mágicas, hacen falta, como he comentado antes, medios materiales, instrumentales y humanos, dotar a los órganos judiciales de una estabilidad adecuada, repartiendo funciones y competencias de una manera que permita optimizar la labor de los diferentes operadores jurídicos. Y por supuesto hace falta voluntad política y vocación de servicio.

Si pensamos qué podemos hacer nosotros por la Administración de Justicia, la Procura tiene un gran potencial que puede aportar al sistema judicial esa celeridad, agilidad y eficiencia que precisa porque “sabe hacer”, está preparado tecnológicamente y representa el vinculo con el ciudadano que pide justicia. Por ello se han propuesto numerosas reformas legislativas para reforzar nuestro papel en la gestión de la prueba, consolidar nuestras funciones en los actos de comunicación, poder acceder al Punto Neutro Judicial de forma directa, que la apertura de los plazos fuera desde el traslado del escrito de un procurador a otro procurador, lo que acabaría con muchos tiempos muertos…etc.

Por otro lado y en cuanto a la fase de ejecución se refiere, ahora estamos en un buen momento para buscar soluciones y rediseñar el sistema, habiendo propuesto el CGPE al Ministerio de Justicia que piense en el procurador como ese profesional agente de ejecución, como ya los es en otros países de Europa, ya que son los técnicos perfectos para articular mecanismos más rápidos y en definitiva, ayudaría a conseguir una mejor tutela judicial efectiva.

  1. Finalmente, Justicia de pueblo ¿Justicia de segunda? ¿Cuáles son las carencias que, en su opinión, tenemos los Juzgados y Colegios de Procuradores de pequeñas localidades, frente a las grandes capitales?

En cuanto a la calidad, la Justicia de pueblo no es una Justicia de segunda. Lo que ocurre, en mi opinión, es que el nivel de trabajo se hace muchas veces inabarcable porque los juzgados mixtos han de resolver de todo, en dos órdenes jurisdiccionales y con asuntos que generan muchísimo trabajo dada su complejidad. Todo ello enlentece y complica la marcha de los asuntos.

Muchos profesionales y ciudadanos echan de menos en estos lugares juzgados especializados y equipos de apoyo que sí están en las capitales de provincia.

Todo ello hace que el buen funcionamiento del Juzgado dependa, en muchas ocasiones, del enorme esfuerzo de los jueces, Letrados de la Administración de Justicia y funcionarios, a costa de sacrificar su vida personal y familiar.

En cuanto a los Colegios, es verdad que cuanto más pequeño es un Colegio menos medios tiene. En nuestro caso, el Colegio de Procuradores de Alicante, abarca toda la provincia salvo Elche, doce partidos judiciales, teniendo una sede en cada uno de ellos a las que intentamos dotar de los mismos medios materiales y recursos tecnológicos, independientemente del tamaño de su partido judicial.

También creo que en los partidos judiciales más pequeños deberíamos avanzar por el camino de las alianzas, ello nos haría la vida más fácil y seríamos mucho más competitivos.

Muchas gracias por dar voz a los procuradores, enhorabuena por el interesante trabajo que está desarrollando con este blog…  estamos a su disposición para seguir colaborando por estos lugares comunes de la Administración de Justicia.

Autor de la entrevista:
Laura Cristina Morell Aldana

Magistrada del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº 4 de Alcoy

Juez decana del Partido judicial de Alcoy

Compartir.

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies